Archivo para septiembre, 2009

Inmortalidad

Posted in Churchal with tags , , , , , , on 30 septiembre 2009 by nutricionespiritual

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define esta palabra como “Duración indefinida de algo en la memoria de los hombres”. Es así como surge mi pregunta ¿Qué es la inmortalidad?

Quizá más importante que la definición del concepto es conocer su utilidad ¿Para qué sirve ser inmortal? ¿Qué provecho saca el hombre de tanto afanarse en esta vida? (Eclesiastés 1:3)

Cierto día en la universidad un viejo amigo me preguntó: “Si supieras que tienes un mes más para vivir, ¿Qué harías?”.

–          Todo lo que estuviera en mis manos para ser recordado – Respondí

Y es que muchas de las cosas que hacemos tienen como fin ser preservados en la memoria de “alguien”. Ya lo dice una conocida frase que circula en internet: “Puede ser que para el mundo seas sólo una persona, pero para una persona, puedes ser todo su mundo”.

Por eso nos casamos, tenemos hijos, escribimos blogs, generamos redes sociales, porque directa o indirectamente nos gustaría ser recordados. Convertirnos en inmortales para alguna persona o para algunas personas.

Pero ¿Qué sentido tiene? Si ya lo decía el viejo Salomón “Lo que ya ha acontecido volverá a acontecer… No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después” (Eclesiastés 1:9-11).

El sentido radica en el camino recorrido y la pasión con la que se recorre. Ser inmortal te permite conocer y reconocer que tu vida es digna de ser vivida. Es lo que nos hace ser diferentes de los animales, es lo que nos hace escribir nuestro propio libro de la vida que hemos de legar a las generaciones posteriores. Aún cuando ellos no lo tomen en cuenta. Es lo que nos hace recordar que nosotros también hemos recibido un libro de vida de parte de nuestros antepasados que, tristemente, muchas veces olvidamos y botamos a la basura en aras de decisiones “mejores”.

Cierta canción de mi artista “mundano” favorito dice que en México Pedro Infante está vivo porque “lo que se ama nunca muere” aún cuando hace más de medio siglo que sus huesos están bajo tierra.

Y es que ser inmortal significa amar a alguien de tal manera que esa persona nunca se borre de la mente. Amar a ese alguien con la pasión con que te gustaría que te amaran.

Del mismo modo implica que estés dispuesto a abrir tu corazón a alguien que pretenda ser inmortal en tu vida. Y sólo hay alguien que sea capaz de amarte tanto que, no importando las veces que lo desprecies, lo humilles, te avergüences de Él o niegues conocerlo, está dispuesto a darlo todo por ti, incluso su propia vida.

Él sigue ahí, llamando a la puerta desde lejos (Apoc. 3:20) y su palabra realmente es inmortal (Isaías 40:8). Sigue ahí, esperando a unos cuantos metros que le dejes entrar en tu vida para mostrarte verdaderamente la razón por la que existes (Salmo 32:8). Que te conoce desde mucho antes de nacer (Salmo 139:13-16) y continuará aunque tú y yo muramos porque “Él tiene las llaves de la muerte” (Apoc. 1:18). Sólo hay alguien que puede ser verdaderamente inmortal: Cristo Jesús.

No porque no lo conozcas lo desprecies. No porque ya lo conozcas lo omitas de tu vida. Sólo por hoy, y cada día, permite que Cristo sea inmortal, no sólo en el universo, sino también en tu vida.

Anuncios

El evangelismo de la Coca-cola

Posted in Churchal with tags , , , , , on 25 septiembre 2009 by nutricionespiritual

Hace unos años le comenté a mi mamá este concepto que hoy quiero compartir en este espacio. ¿Qué nos hace falta para hacer evangelismo como la coca-cola?

Antes de que cierres este blog o te ofendas por el contenido, quiero explicar mi concepto. Vivo en México, el segundo país más consumidor de Coca-cola en el mundo sólo rebasado por Estados Unidos. He visitado pueblos y comunidades de este país y puedo decir que he visto lugares donde no hay una escuela, no hay una iglesia, la mayor parte de los habitantes no saben leer ni escribir, pero siempre, absolutamente siempre, hay una tienda, una casa o algún lugar donde se pueda comprar una “coca”.

“Coca-Cola es el fabricante y distribuidor de bebidas no alcohólicas más grande del mundo. De los 50,000 millones de bebidas de todo tipo que se consumen a diario, más de 1,300 millones pertenecen a Coca-Cola (sean marcas propias o licencias)”1.

Mi cuestionamiento surge a raíz de la lectura de Hechos 1:8: “Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (NVI). ¿Qué nos falta para llegar hasta los confines de la tierra?

Indudablemente podemos responder que la venida del Espíritu Santo, pero como nosotros no podemos hacer la obra del Espíritu Santo, esta reflexión se basa en lo que podemos hacer como iglesia.

Antes que nada, quiero partir del hecho que Dios no nos llamó para quedarnos sentados en los cómodos cultos de nuestros templos sino para alcanzar un mundo que, bajo la idea funesta de “no mundanalizarnos” ni siquiera conocemos (Ver Mateo 28:18-20, Juan 17:15, Hechos 2:1-11).

Y es así, como después de hacer algunas investigaciones con respecto al mecanismo de mercadotecnia de la Coca-cola he llegado a la conclusión que, o ellos leyeron la Biblia para cimentar su estrategia de mercado (lo cual veo muy poco probable), o nosotros como iglesia estamos faltos de leerla (lo cual es mucho más probable, pero queda en la consciencia personal).

He aquí algunas de mis conclusiones:

  1. El marketing de Coca-cola se basa en la identificación con la gente: Todos los anuncios publicitarios de esta empresa llegan al corazón de la gente. La familia, los amigos, compartir, amar y tomar decisiones son sus conceptos más recurrentes. Es muy interesante observar que durante el ministerio de Jesús en esta tierra estos mismos temas preocupaban al Salvador. Cristo se tomaba el tiempo para comer con las personas que necesitaban de Él, se identificaba con ellos y sus necesidades particulares (Lucas 4:18, Juan 2:1-12).
  2. Ofrecen una gama de opciones a los consumidores: Así como una sola empresa nos ofrece un refresco de cola, uno de naranja, otro de toronja, de manzana, jugos e incluso agua natural, Dios, a través del Espíritu Santo nos ofrece distintas opciones al servicio de la iglesia para el engrandecimiento del cuerpo de Cristo, con la intención de servir mejor y alcanzar el mundo en que vivimos (Efesios 4:11-12) y no por eso la “Fanta” se siente más importante que el agua “Ciel” o la “Coca Zero” mejor que la “Coca regular” porque todos son parte de una misma familia con una sola finalidad(Romanos 12:4-8).
  3. Compromiso con la sociedad: Jesús tenía un compromiso con su sociedad: Sanaba enfermos, alimentaba multitudes, resucitaba muertos, educaba pescadores, convertía el agua en vino y muchas cosas más porque formaba parte de una comunidad. Es difícil encontrar a Jesús recluido en el templo sin pensar en las necesidades de la sociedad en la cual vivía (Lucas 4:40-41, 7:34, Juan 21:25) ¿Sabías que…?
    1. La empresa de la que venimos hablando el año pasado destinó más de $76 millones a programas sociales que beneficiaron a 3.6 millones de mexicanos.
    2. En coordinación con la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Coca-Cola ha logrado que miles de niños indígenas reciban diariamente alimentación, hospedaje, educación y atención médica en albergues escolares construidos o rehabilitados por la empresa.
    3. De la mano de la SEP, la compañía edifica escuelas para apoyar la educación de los niños que viven en las zonas más necesitadas.
  4. Calidad: Es aquí donde entra el asunto de ser diferentes. Estamos en el mundo, necesitamos conocer al mundo, pero NO SOMOS del mundo. Si esta empresa se preocupa por alcanzar los estándares más altos de calidad que hay en el mundo, la iglesia remanente se debe preocupar por alcanzar el más alto y mejor estándar de calidad: Jesucristo. (Romanos 12:2, Efesios 4:13-14, Filipenses 4:8, 1 Juan 2:15-17).
  5. Adaptabilidad: Esta es, quizá, una de las características más difíciles de conseguir por la iglesia. Presumimos el hecho de que nuestra iglesia no es litúrgica pero hacemos lo mismo, en el mismo orden en cada servicio. Nos sentamos donde mismo, cantamos los mismos cantos e incluso damos la misma ofrenda cada reunión. El problema se da cuando alguien decide que quiere hacer algo de forma diferente: Lo cuestionamos, pensamos que trata de formar división y lo marginamos. Necesitamos entender lo que el apóstol Pablo quiso decir en 1 Corintios 9:19-23 con respecto al hecho de adaptarnos a cada persona con el fin de presentarle a Cristo. No hablo re rebajar las normas, ni rebajar a Dios, hablo de adaptarnos a las necesidades de cada creyente con el fin de mostrarle al Hijo de Dios.
  6. Liderazgo: La empresa cimenta su filosofía de liderazgo en la “inteligencia emocional”. Término difundido mundialmente por el psicólogo, filósofo y periodista Daniel Goleman y acuñado por dos psicólogos de la Universidad de Yale (Peter Salovey y John Mayer), el cual se define como “la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos propios y ajenos”2.

Aunque no compartamos todo el concepto de la inteligencia emocional, alguien me enseñó en una ocasión que lo más parecido a esto, tomando la Biblia como marco de referencia es  “sabiduría” (término más correcto y concreto), asunto indispensable para regir nuestro liderazgo. Dios nos ha llamado a ser cabeza y no cola a través del servicio abnegado a la iglesia y a la sociedad en que vivimos para que verdaderamente puedan conocer a nuestro Salvador. (Proverbios 1:7 RV60, Deuteronomio 28:13, Mateo 20:25-27)

Sólo me queda una reflexión más: Si esta empresa “mundana” (como la llamarían algunos) ha logrado alcanzar prácticamente todo el mundo con su mensaje poco saludable, ¿Por qué nosotros que tenemos la verdad más maravillosa no hemos podido hacerlo?

Permitamos que venga sobre nosotros el Espíritu Santo y hagamos la parte que nos toca (Hechos 1:8).

  1. http://www.altonivel.com.mx/notas/10867-Coca-Cola,-mercadotecnia-con-chispa
  2. http://www.inteligencia-emocional.org/preguntas_frecuentes/index.htm

Crónica de una paranoia anunciada

Posted in El mundo en que vivimos with tags , , , , , , , on 23 septiembre 2009 by nutricionespiritual

El pasado mes de abril de 2009 surgió entre la población mexicana y mundial una noticia que paralizó al mundo: La influenza porcina.

Por aproximadamente dos semanas, en México no se podía salir a la calle, las escuelas estaban cerradas, las guarderías, muchas fábricas y centros de trabajo también. Incluso, por disposición oficial, ni siquiera pudimos asistir a la iglesia.

La economía descendió aún más y nos vimos inmersos en un bombardeo de información a través de la televisión, la radio e incluso el internet.

La gente se asustó y el país, por lo menos nuestro México, prácticamente se detuvo en el tiempo.

Con el paso de los días nos fuimos dando cuenta, con terror de cómo el resto del mundo participaba de esta gran catástrofe mundial donde los únicos beneficiados fueron los que se encargan de producir “cubre bocas”, ya que eran los únicos que tenían trabajo al por mayor.

No quiero ahondar en las implicaciones políticas y económicas de esta “supuesta” pandemia. Lo que sí me interesa recalcar es que estas dos semanas de abril y mayo de 2009 nos sirvieron para darnos cuenta el poder de influencia que tienen los medios masivos de comunicación para generar una alarma en la población.

Durante este tiempo, no se habló de otra cosa en los medios más que de la influenza, la forma de prevenirla y el número de muertos que, risiblemente era sustancialmente bajo. Indudablemente aparecerían las elecciones del mes de julio y los candidatos de los diversos partidos no hicieron más que aprovechar la “contingencia sanitaria” para ganar adeptos en las votaciones del mes siguiente.

Pero pasaron las dos semanas, las clases regresaron, los trabajos e incluso se tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para que los turistas regresaran a México durante el verano. Pasaron también las elecciones y en las noticias, no hubo día que no se hablara de la influenza aunque fuese un poquito.

Ahora, al comenzar las lluvias y algo de frío se rumora que volverá la influenza. Quisiera mencionar que la influenza siempre ha estado presente en los meses de invierno. Que cientos de personas, desgraciadamente pierden la vida por distintas complicaciones respiratorias durante estos meses y que, tristemente, NO encabezan ningún titular.

Las recomendaciones siempre han sido las mismas: Lavarse las manos, cuidar la salud, acudir al médico ante cualquier eventualidad y las precauciones deben ser las mismas. No estoy en contra de todas las medidas de prevención (yo mismo soy partidario de prevenir cualquier enfermedad), de lo que sí estoy en contra es de darle tanta importancia a una serie de noticias amarillistas que lo único que buscan es ganar audiencia aunque sea a costa de alarmar exageradamente a la población.

Alguien dijo hace tiempo, “nos han mostrado baleados, atropellados, decapitados…¿Dónde está un muerto por influenza?. Nunca nos lo han mostrado”. Lo importante es ser consciente que este tipo de medios pretenden vendernos una realidad que, muchas veces es irreal.

¡Cuánta gente muere en el mundo por la malaria, por el alcohol, el tabaco, la diarrea, la desnutrición, la pobreza extrema y NO encabezan la noticia del día!

Seamos inteligentes al momento de observar la noticia, y recordemos que detrás de todo eso, nos espera un futuro mejor.

No te puedes perder: Lc 21:10,11 y Apocalipsis 21:4

Mujeres Asesinas

Posted in Books - Los otros ratones de laboratorio with tags , , , , on 22 septiembre 2009 by nutricionespiritual

Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal. Hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios, que andes en sus caminos, y que cumplas sus mandamientos, preceptos y leyes. Así vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios te bendecirá en la tierra de la que vas a tomar posesión. Deuteronomio 30:15-16

Este fin de semana tuve la oportunidad de leer a una escritora argentina de nombre Marisa Grinstein famosa por sus libros “Mujeres Asesinas” que posteriormente dieron lugar a una serie de televisión homónima muy famosa en todo latinoamérica.

En resumidas cuentas, el libro trata acerca de mujeres que cometieron asesinatos en Argentina desde mediados del siglo pasado hasta principios del nuestro. Aunque los motivos que las llevan a cometer este tipo de actos son diversos, así como los móviles de las muertes, sí es cierto que todas, o una buena mayoría de ellas se ven en la encrucijada de, como lo dijeran algunos periodistas, “matar o morir”.

Disiento mucho de las opiniones de los comentaristas que califican esta obra como buena e incluso magistral.  Quizá sólo coincido con ellos en esta perspectiva de la muerte: La muerte es una decisión.

Cuando el pueblo de Israel estuvo a punto de entrar en la tierra prometida, Moisés les llamó y les recordó el pacto que Dios tenía con ellos. Les mencionó acerca de las bendiciones que trae el arrepentimiento y cerró su disertación con la importancia de elegir bien.

Moisés sabía que el pueblo tenía que tomar decisiones diariamente y que sólamente existen dos caminos: La vida y la muerte. Alguna vez leí que “la vida es el regalo de Dios para nosotros; cómo la vivimos es nuestro regalo hacia Él”. Y es que nos da la oportunidad de elegir recordándonos que estamos en medio de un conflicto cósmico.

Ciértamente nosotros no somos los actores principales del conflicto, pero quiero invitarte a imaginar que este conflicto es como un partido de Fútbol: Dios y sus ángeles de un lado, Satanás y sus secuaces del otro. Tú y yo simplemente sómos espectadores que tienen que decidir a cada instante de parte de quién estamos.

El partido está enfrente de nosotros. Sólo hay que ponerse la camiseta recordando que cada paso que damos en la vida puede ser el último y que normalmente viviremos de acuerdo a la camiseta que hemos elegido.

Ciértamente hay ocasiones en que la vida nos pone situaciones al límite (como en el caso de las mujeres del libro) pero, como la misma Marisa Grinstein lo dijera en el prólogo del libro I siempre estamos en busca de un “destino mejor”.

Estoy convencido que ese “destino mejor” sólamente está cuando nos ponemos del lado Divino. Y la mejor noticia es que Dios mismo se encuentra con los brazos abiertos esperando para que tú y yo nos pongamos la camiseta de Su equipo, vivamos conforme a las reglas del mismo y en cuanto el árbitro dé el silbatazo final comenzaremos a vivir ese maravilloso destino.

Hoy pongo al cielo y a la tierra por testigos contra ti, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes. Deuteronomio 30:19

No te puedes perder: Deuteronomio 29-30

Violencia: ¿Un problema biológico o social?

Posted in "Científicos locos" with tags , , on 21 septiembre 2009 by nutricionespiritual

Este artículo fue tomado de www.neomundo.com.ar y escrito por Andrea Gentil. ¿Tú que opinas?

Con pocos meses de vida, una nueva investigación busca localizar con mayor precisión si hay anormalidades en el cerebro capaces de originar actos de violencia y agresión en las personas.

Lo positivo de esto es que los resultados obtenidos podrían ayudar a los médicos diagnosticar a aquellos niños y adolescentes con problemas de conducta, sobre todo en la fase de la prevención, antes inclusive de que el ciclo de violencia tenga un comienzo declarado.

Pero los resultados también plantean espinosas cuestiones éticas: la capacidad de leer en el cerebro si alguien es portador del riesgo de ser violento podría utilizarse para estigmatizar o incluso condenar a una persona antes de que comenta algún delito.

Esta excusa biológica caería como traje a medida para dejar libres a algunos criminales probados, de los cuales se diría que no pueden ser considerados responsables de su comportamiento.

El estudio que lanzó el puntapié inicial de estas hipótesis y dudas es uno hecho por neurocientíficos de la Universidad de California, San Diego (Estados Unidos).

En él, los expertos usaron imágenes de resonancia magnética para estudiar la actividad cerebral de un pequeño grupo de los adolescentes varones que sufren de agresividad reactiva, un trastorno por el cual quienes lo padecen están constantemente sobre reaccionando ante lo que consideran amenazas permanentes.

“Estos niños tienden a sobreactuar: le dan un puñetazo a alguien o patean una puerta, pero después lo lamentan profundamente -explica Guido Frank, director del estudio-. Lo que sucede es que en el momento en que reaccionan no se pueden controlar a sí mismos.”

Cuando los científicos les mostraron imágenes de caras amenazantes, estos niños mostraron una mayor actividad en la amígdala, zona del cerebro que se vincula con el miedo. Al mismo tiempo, sus cerebros demostraron tener reducida la actividad en la corteza prefrontal, normalmente implicada en el razonamiento y en la toma de decisiones.

Los resultados parecen dar una explicación neurobiológica de su comportamiento: ante los rostros enojados, los adolescentes afectados sienten más miedo, tal y como se refleja en la amígdala hiperactiva. Pero el hecho es que también tienen menos capacidad para controlar sus acciones, debido a la lentitud de la corteza prefrontal. “En el momento, no pueden pensar en las consecuencias”.

Estas conclusiones se basan, además de en las imágenes cerebrales obtenidas, en otras investigaciones hechas con anterioridad, y que implican a la corteza prefrontal en la agresión y la violencia.

Algunos sondeos efectuados entre asesinos y personas con conducta antisocial, Raine y sus colegas encontraron que sus cortezas prefrontales eran más chicas que las de las personas normales tomadas como referentes de control.

Además, un meta-análisis de 47 estudios diferentes de imágenes cerebrales de adultos confirmó los resultados: las personas con conducta antisocial, en particular aquellas que poseen un historial de comportamiento violento, tienen problemas a la vez estructurales y funcionales en la misma parte del cerebro: la corteza prefrontal aparece como más pequeña y menos activa.

El hecho es que las imágenes del cerebro, por buenas que sean, sólo pueden predecir el riesgo, por lo que es difícil determinar cómo utilizar la información que brindan.

“Lo que tenemos que tener siempre en cuenta, a medida que vamos comprendiendo cómo es la neurobiología de la violencia y de la agresión, que ninguno de esos factores es determinante -advierte Craig Ferris, neurocientífico de la Northeastern University-. No somos esclavos de nuestra biología.”

Algunas investigaciones demostraron que la genética tiene incidencia sobre todo en lo que hace al tamaño de la corteza prefrontal; pero haber sufrido abuso y maltrato en la niñez, también puede contribuir a alimentar un futuro violento.

Un ejemplo de esto último es el denominado síndrome del bebé sacudido, que parece afectar en primer lugar al cortex prefrontal orbital, una de las áreas del cerebro implicadas en el estudio de Raine.  Otras investigaciones realizadas con anterioridad, tanto en seres humanos como en animales, sugieren que las influencias ambientales pueden tener un fuerte impacto en el resultado final. El amor maternal es capaz de reducir el riesgo de violencia en las personas susceptibles, mientras que, por el contrario, el estrés y el abuso por parte de la misma puede aumentarlo.

Cuando allá se pase lista, y mi nombre llamen…

Posted in Churchal with tags , , , , on 18 septiembre 2009 by nutricionespiritual

Fue una de las mañanas más impresionantes que he pasado en mi vida y ocurrió cuando estaba en la universidad.

Entre todo el descontrol de ese día puedo recordar que me levanté tarde para ir a la escuela, así que como pude me puse el uniforme, los zapatos, tomé mi mochila y salí corriendo a clases. Sí, leíste bien. Ni siquiera me di tiempo para orar y agradecer a Dios por un nuevo dia, pero de ahí deriva la reflexión de hoy.

Por suerte vivía, gracias al internado, a unos cuantos pasos de la escuela. O mejor dicho, esa mañana tenía clases más cerca del dormitorio, por lo que tuve que caminar menos. Puedo recordar que la clase de ese día era una práctica de laboratorio de cocina, por lo cual iba hasta de mala gana pensando que tenía que llegar temprano sólo a la reflexión inicial para luego pasar toda la mañana cocinando quién sabe qué cosa.

Cuando llegué al salón, entró mi maestra con el rostro desencajado, un tanto desvelada y nos dijo: “Hoy no tendremos laboratorio. Voy a estar muy ocupada durante la mañana y no podré darles clase. Disculpen, por favor”.

No podía creerlo, me levanté ¿para nada?. Al salir de ese salón me encontré con otra maestra llorando. Su primera pregunta fue – ¿Ya supiste? –

-No, ¿qué debería saber? -Respondí

– Militza. Murió anoche –

Sentí como si un balde de agua fría me cayera encima y me sacudiera todo el sueño que aún me quedaba.

Ella había sido una de las estudiantes de mi carrera que yo más admiraba. Inteligente, deportista, sumamente amigable, una buena cristiana en toda la extensión de la palabra. Apenas unos días antes me había pedido ayuda para tocar la guitarra en una boda donde ella cantaría: ¡Y le dije que no! ¿Tuve algo más importante qué hacer? La verdad no lo recuerdo, pero en mi mente está muy claro que esa noche le dije que no.

Siempre fue una mujer ejemplar. Era una chica muy conocida entre la población universitaria y parecía ser que nadie creía que ella, sí, ella, a la que habían visto la noche anterior, la que había ganado medallas en las olimpiadas de la facultad, la que tenía una voz hermosa ya no estaría. Le faltaban sólo dos meses para terminar su servicio social. Tenía tan sólo 23 años y esa mañana… estaba muerta.

El día fue largo. Entre la escuela, la iglesia, unos amigos y yo nos encargamos de organizar lo que fue uno de los servicios fúnebres más impactantes en los que he estado. Cargamos su caja, hicimos guardia junto al féretro, preparamos el programa que se presentaría en el templo e hicimos todo lo que, como estudiantes, podíamos hacer por ella.

Al terminar el servicio vino a mi mente un himno que aprendí desde pequeño: “Cuando suene la trompeta en el día del Señor, su esplendor y eterna claridad veré, cuando lleguen los salvados ante el magno Redentor, y se pase lista, yo responderé.” (HA # 176)

Por eso me pregunté: Cuando allá se pase lista, ¿Yo responderé? (Mt. 25:31-34)

Me gusta creer que Militza podrá responder cuando pasen su nombre en el cielo, pero… ¿Yo podré hacer lo mismo?

Imagino a Dios en el cielo, gozando con los salvos pasando la lista de los que entraron en la tierra nueva.

-Padilla Almazán, Juan Carlos – Dice el Señor.

-Padilla Almazán, Juan Carlos – Vuelve a preguntar, pero no hay respuesta.

Por tercera vez dice -Padilla Almazán, Juan Carlos – Y una voz desde el fondo sencillamente contesta:

– No vino –

No me gustaría que esto pasara.

Yo quiero ir al cielo. Quiero encontrarme cara a cara con mi Dios. Ciertamente hay ocasiones en que me equivoco y me alejo del Señor, pero hoy es un buen momento para corregir mis errores y recomenzar.

Cuando allá se pase lista, y mi nombre llamen ¿Yo responderé? ¿Tú lo harás?


No te puedes perder: Mateo 25:31-46

Índice de Masa Espiritual

Posted in Este cuerpo no es mío on 17 septiembre 2009 by nutricionespiritual

Mi trabajo es ayudar a la gente a bajar de peso. Y trabajo en esto porque la obesidad es una enfermedad que nos está costando cientos de millones de dólares como sociedad en preventivas (bueno, y por que de algo tengo qué comer yo también ¿no?)

Es interesante observar, que en México 7 de cada 10 personas tienen algunos “kilitos de más” que, entre muchas otras cosas nos acarrean enfermedades más graves con las que nos hemos estado acostumbrando a vivir como la diabetes, el colesterol, la presión alta y mucho más. Es por eso que se ha generado un nuevo mercado para esta gente con exceso de peso. Basta con dar la vuelta por la calle, encender la televisión o recorrer nuestra casa para darnos cuenta que mucha de la gente con la que convivimos, y quizá nosotros también, necesitemos algunos cambios saludables. Y ya por todos lados vemos “opciones” que “reducen” esas tallas para que nuevamente nos quede la ropa que nos gusta, nos sintamos mejor y seamos esbeltos por siempre. (Lo cual, realmente es una gran mentira, pero nos gusta que nos digan que pasará y no voy a coartar la emoción que genera este mensaje).

Pero en el mundo de la nutrición, para los adultos existe un indicador muy famoso llamado Índice de Masa corporal (IMC) que nos ayuda a conocer la cantidad de masa por metro cuadrado que hay en nuestro cuerpo. De una manera general, nos puede servir para diagnosticar si tenemos exceso de peso o deficiencia del mismo pero nos . Para calcularlo, se necesita saber nuestra estatura en metros (talla) y nuestro peso actual.

El peso actual (Kg) sencillamente lo dividimos entre nuestra talla (en metros) al cuadrado. Por ejemplo, una persona que pesa 85 kg y que mide 1.72 m tendrá un índice de masa corporal de 28.7

¿Y esto para qué sirve? ó ¿Qué significa? Pues existen ciertos valores promedio que nos ayudarán a saber qué significa y, por lo tanto, para qué sirve. Con esta pequeña tablita podemos observar que, en el ejemplo anterior, la persona estaría en “sobrepeso”, lo cuál ya representa un riesgo para su corazón, su hígado, su páncreas, su estómago, el intestino, los pulmones y más; eventualmente, puede derivar en la muerte del paciente.

Pero no sólo esto es importante en tu salud física, también es importante el Índice de Masa Espiritual.

  • La Biblia dice que parte importante de la salud espiritual es una buena estatura. Por ejemplo, cuando se habla de un buen crecimiento, y nos comparamos con Jesús, observamos que Él crecía en sabiduría, en “estatura” y en gracia para con Dios y los hombres (Lucas 2:52). En la analogía que hace Pablo del cuerpo humano se nos invita a alcanzar la estatura plena de Cristo (Efe. 4:13) puesto que nos ayuda a ser fuertes en la fe para no distraernos con doctrinas falsas. Entonces ¿es importante la estatura espiritual? Definitivamente sí.
  • El peso también es importante y nuestro peso espiritual se determina por la cantidad de alimento que recibimos. A mayor cantidad de alimento, mayor peso tendremos. Déjame decirte algo: “Mucha teoría NO sirve”. La cantidad de alimento debe ser proporcional a la estatura que tenemos y, al igual que Jesús, debe estar determinada por la voluntad de Dios (Juan 4:34). Esto significa que de acuerdo a mi estatura espiritual, la cantidad y densidad de alimento debe ser proporcional, porque si la cantidad de alimento es mayor a la necesaria existe el riesgo de padecer “Obesidad espiritual”, y por el contrario, si el alimento no es suficiente, puedes aparecer la “desnutrición espiritual” y cualquiera de estas dos enfermedades te puede llevar a complicaciones serias que pueden derivar en la muerte espiritual.

Por eso es importante observar nuestra estatura espiritual para encontrar el rango de peso ideal para nuestra salud. ¿Cómo está tu Índice de Masa Espiritual?

No te puedes perder: Efesios 4:13-15