Archivo para Jesús

Metabolismo y sacrificio santo

Posted in Este cuerpo no es mío with tags , , , , , , , , , , , , , , , , on 25 marzo 2011 by nutricionespiritual

Cuando era niño, mi madre utilizaba (y, de hecho, sigue utilizando) muy frecuentemente una frase: “Ya duérmete porque en la mañana no te vas a querer levantar”. Muchas veces intenté levantarme temprano, a veces lo lograba uno o dos días pero no más que eso. Normalmente tenía sueño toda la mañana pero parecía como si me inyectaran energía a partir de las 3 de la tarde. Completamente despierto, activo y así podía pasar horas, por la noche no tenía sueño otra vez. Mamá decía que lo que pasaba era que mi “reloj biológico” estaba alterado.

Conforme pasó el tiempo, me di cuenta que en la vida tenemos patrones biológicos de funcionamiento. Generalmente despertamos a la misma hora, comemos a la misma hora, dormimos a la misma hora e incluso vamos al baño a la misma hora. Aunque tú creas que eso no ocurre, pregúntate por qué cuando hay un día feriado y quieres dormir un poco más terminas despertando a la misma hora como si fueras a trabajar.

Muchas enfermedades están ligados a la omisión de este principio. Te has preguntado ¿Por qué hay personas que comen mucho, de todo y nunca engordan, mientras que hay otros que con comer un poco de grasa parece que aumentan 10 kg? La respuesta está en un metabolismo lento y una alteración del reloj biológico.

El metabolismo, en palabras sencillas y comunes, es el motor de energía de tu cuerpo, es el que se encarga de procesar los alimentos y convertirlos en energía que necesitas para que respires, domas, duermas, vayas a l trabajo y demás. Cuando nuestro reloj biológico se “atrasa” por malos hábitos, el metabolismo se vuelve lento y muchas veces tendemos a engordar.

Imagina que tienes un auto, al cual le pones gasolina sólo cuando te acuerdas, casi nunca le cambias el aceite, no le das mantenimiento y nunca le has cambiado las llantas, invariablemente, no va a funcionar correctamente, pero si lo cuidas, si le realizas el mantenimiento periódicamente, si le pones gasolina de mejor calidad y le cambias el aceite, su rendimiento será mayor.

Lo mismo pasa con tu cuerpo, no puedes descuidarlo toda la vida sin que te pasen la factura. Alguien dijo en una ocasión que “lo más irónico del ser humano es que gasta su salud tratando de obtener dinero y al final gasta todo su dinero tratando de recuperar su salud”.

Nuestro cuerpo no es nuestro, es propiedad de Dios y nosotros simplemente somos mayordomos, administradores de la salud que el Señor nos ha dado y tarde o temprano, tendremos qué responder por el bien que se nos ha confiado.

1ª de Corintios 6:19 nos recuerda que nuestro cuerpo es “Templo del Espíritu Santo”. Hace unos años tuve la oportunidad de conocer a un hombre en Tabasco, México cuyo trabajo era ser “Guarda-templo”. Su vida estaba dedicada a cuidar, dar mantenimiento, proteger la casa de Dios. Nosotros también somos guarda-templos de nuestro cuerpo. Necesitamos aprender cómo cuidarlo para presentar nuestro cuerpo en “sacrificio vivo, santo, agradable a Dios” y continúa diciendo el Apóstol Pablo en Romanos 12, que esta es nuestra forma “racional”, inteligente de rendir culto, de rendir adoración a Dios.

En el pueblo de Israel, el sacrificio, ya fuera buey, cordero, macho cabrío o paloma, siempre tenía que ser “sin defecto”, limpio, puro. No se podía llevar al altar un cordero que tuviera la pata rota o que estuviera enfermo, porque Dios es puro y el sacrificio que se le ofrezca también debe serlo (Ver levítico 4).

Las ofrendas por el pecado tenían como finalidad restablecer la relación con Dios, que se había roto por el pecado cometido voluntaria o involuntariamente.

Ahora pensemos en cómo está nuestro cuerpo ante la presencia de Dios ¿Se encuentra puro, limpio, santo?

Hay una forma de limpiar nuestro cuerpo, volverlo santo, agradable a Dios. Elena White brinda 8 principios gratuitos para limpiar nuestro cuerpo físico de tal forma que podamos recobrar el estado de salud perdido, o por lo menos mejorar la salud actual, acelerar el metabolismo y poner nuestro reloj biológico a tiempo. Normalmente se le recuerda con el acrónimo ADELANTE, aunque en una ocasión un gran médico misionero me enseñó que el acrónimo CANTADLE sería más apropiado en el marco de la adoración.

CANTADLE implica

CONFIANZA EN DIOS: “Encomienda a Jehová tu camino, confía en Él y Él hará” (Salmo 37:5). Echa todo tu ansiedad sobre Jesús porque Él tiene cuidado de nosotros (1ª Pedro 5:7). Las personas que practican su religión y que tienen fe son menos susceptibles a las enfermedades.

AIRE: “El viento sopla por donde quiere, y aunque oyes su sonido, no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así también sucede con todos los que son nacidos del Espíritu” (Sn Juan 3:8). Respirar profundamente, y sobre todo por las mañanas, permite una mejor oxigenación a todas las células del cuerpo y limpia todo el sistema respiratorio. Lo mismo pasa cuando dejas que el Espíritu Santo entre en tu ser, sobre todo por las mañanas.

NUTRICIÓN: No cabe duda que la adecuada alimentación es fundamental para un buen funcionamiento del cuerpo y de la mente. “Los cereales, las frutas carnosas, las oleaginosas y las legumbres constituyen el alimento escogido para nosotros por el Creador. Preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante. (Elena g. White, Ministerio de Curación p. 228)”. Estudia la dieta del Edén (Génesis 1:29) y recibirás una nutrición adecuada, pero no olvides la dieta de Jesús “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y terminar su obra” (Juan 4:34 NVI)

TEMPERANCIA: El dominio propio es, quizá la cualidad más urgente en la vida del cristiano actual y solamente puede venir de Dios “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2ª Timoteo 1:7). En resumidas cuentas, La temperancia es una adherencia a todo lo que promueve la salud  y la eliminación de todo lo dañino (Elena G. de White).

AGUA: El agua es inherentemente básica para el cuerpo humano, el 100 % de las reacciones bioquímicas del cuerpo se dan en agua, si no tomamos suficiente agua, nuestro metabolismo se verá afectado y nuestra espiritualidad también, ya que Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás;
sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. (Juan 4:14). De Igual modo “el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5).

DESCANSO: Descansar adecuadamente todos los días, así como semanalmente es importante para la vida física, nos ayuda a reponer fuerzas y ayuda a que mejore nuestro metabolismo basal, lo que a la postre nos brindará mayor salud. Aunque el verdadero descanso sólo está del lado de Jesús: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28)

LUZ SOLAR: Una ligera exposición a la luz del sol diariamente de no más de 15 minutos, ayuda a la síntesis de vitamina D en nuestro cuerpo y mejora nuestro estado de ánimo, así también “Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia y en sus alas traerá salvación”. (Malaquías 4:2).

EJERCICIO: Es bien sabido por todos que aquello que no se usa, se atrofia. El cuerpo que no se mueve, tiene un metabolismo lento, se llena de grasa y pierde su capacidad. Es por ello que necesitamos ponernos a trabajar. La Biblia da muchas pruebas de que cuando utilizamos lo que Dios nos ha dado los beneficios son mayores y se multiplica el talento, la fuerza, los dones que hayamos recibido, cuando no se trabaja lo que Dios nos da, hasta lo que tenemos nos es quitado por ser administradores inútiles (Mateo 25:14-30). De igual modo, la vida cristiana requiere acción, Pablo daba la recomendación a Timoteo que se “ejercitara para la piedad” (1ª Timoteo 4:7). Practica las virtudes cristianas y te darás cuenta que cada vez será más fácil representar a Cristo.

Finalmente mi hermano, el punto principal es el siguiente. Físicamente se requiere seguir las recomendaciones divinas para que tu cuerpo funcione correctamente y lo puedas presentar como un sacrificio “vivo”, pero un cuerpo sano, sólo es agradable a Dios cuando está “santificado” por Cristo Jesús.

Mi oración a Dios es la misma que hacía el apostol Juan en 3ª de Juan 2 “Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente” (NVI).

 

Anuncios

Inteligencia creativa y pensamiento lateral

Posted in Books - Mente y personalidad with tags , , , , on 6 octubre 2009 by nutricionespiritual

Me considero amante de la inteligencia y la creatividad. He llegado a la conclusión que ver solamente un lado de las cosas lo único que logra entre nosotros es encontrar verdades a medias y una verdad a medias es una completa mentira.

El día de hoy he estado leyendo un poco del pensamiento lateral desarrollado por  “Edward De Bono y que posee gran difusión en la actualidad. Se enfoca en producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual de la o las personas que la ejecutan, por el contrario de otras técnicas como lluvia de ideas o brainstorming”.

“La idea es la siguiente: cuando evaluamos un problema siempre tendemos a seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (las sillas son para sentarse, el piso para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.), lo cual nos limita. Con el pensamiento lateral rompemos este patrón, vemos a través del mismo logrando obtener ideas sumamente creativas e innovadoras. En particular la técnica se basa en mediante provocaciones del pensamiento salirnos del camino habitual, de nuestro patrón de pensamiento natural”.

Después de leer estos fragmentos, puedo asegurar que el verdadero creador del pensamiento lateral es Dios mismo. Jesús siempre veía la realidad de una perspectiva distinta. Puedes decir que Él la veía así porque era Dios, y puede ser verdad, pero al leer la Biblia deduzco que su creatividad e inteligencia también tenían que ver con su conocimiento del Padre y de la Escritura.

Tal vez por eso me llaman tanto la atención las parábolas de Jesús. A través de una pequeña historia desentrañaba mitos y realidades con respecto al Reino de los Cielos de tal modo que, los niños y los adultos, los letrados y los analfabetas, los ricos y los pobres, siempre podrían extraer una lección para su vida y entender mejor a Dios.

Eso significa que el Maestro fue sumamente inteligente para mostrar lo que quería. Como ejemplo quiero mencionar el caso de Marcos 4 donde el maestro cuenta una serie de historias con las que compara Su reino con un sembrador, una lámpara en una repisa y una semilla. Se atrevió a demostrarle a la gente que Dios es personal y que, en cada ámbito de su vida podían extraer lecciones para la eternidad.

Jesús era tan inteligente que, aún cuando usaba figuras poéticas para mostrar a la gente, a sus discípulos les revelaba las cosas tal y como eran (Marcos 4:33-34)

Cristo lograba que la gente pensara. Si no fuera así ¿Por qué le preguntó al paralítico de Betesda si quería ser sano? Él sabía que este hombre realmente lo deseaba (Juan 5:16) ¿Cómo llevó a la mujer samaritana a deducir su necesidad de Él? (Juan 4) ¿Cómo adaptó el mismo concepto de perdición  en 3 historias distintas? (Lucas 15).

Quizá por eso pienso en que si Jesús estuviera aquí hoy, haría parábolas sobre el supermercado, los celulares, la televisión, las computadoras y la nanotecnología, no porque estas cosas sean tan grandes como Dios, sino porque Dios es tan grande que puede enseñarnos de Él aún en estas cosas imperfectas.

Jesús no fue partidario de que la gente siguiera “aborregada” sin pensar. Dios quiere desafiarnos a seguirle porque estamos convencidos que no hay otro Dios fuera de Él.

Dios siempre nos muestra que es sumamente inteligente y las criaturas hechas a Su imagen (Gen. 1:26) también deben esforzarse por serlo.

Pero la inteligencia de Dios se muestra de muchas maneras, y es aquí donde vemos otra de las características Divinas fundamentales: la creatividad.

Según la wikipedia la creatividad “es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales”.

Cada que veo la falta de este valor en un cristiano, sencillamente me hace pensar que hace mucho que no se conecta con Dios, porque Jesús es la fuente de las ideas diferentes e innovadoras.

Cuando en el mundo imperaba la idea de muchos dioses, Jehová inspira a Moisés a escribir “la Torah” y recordarle al mundo que sólo hay Un Dios. El mismo que le puso cientos de tonalidades a las flores, el creador de los amaneceres, las estrellas, las auroras boreales, los animales, los océanos y, perdón, pero se requiere mucha creatividad para diseñar todo eso (Job 38:4 a 41:34).

Ver la vida desde otro punto de vista no es un pecado, es una característica divina.

No he conocido un solo humano que, per se, pueda generar vida, que pueda inventar el agua o crear un nuevo color. Todo lo que el hombre ha creado ha sido con la materia prima que el verdadero Creador le ha proporcionado y, si ha generado algo nuevo, ha sido a costa de su propia vida, la cual, no ha podido retomar.

Es por eso que la reflexión de hoy se centra en este concepto: La inteligencia creativa. Dios te ha llamado a ser inteligente, no a ser mediocre en aras de la humildad, porque, al final de cuentas, sigue siendo mediocridad. Dios te ha llamado a ser “luz”, no a esconderte debajo de la cama para que nadie te vea. Dios te ha llamado a ser el mejor de la clase, el más alto empresario, el mejor hijo, el mejor padre, la mejor ama de casa, el mejor médico, porque representas al Reino divino.

Además, te ha llamado a generar ideas nuevas, a romper con los viejos esquemas, a desarrollar las mejores ideas para el desarrollo de la iglesia. A ser diferente representando al Señor del pensamiento lateral, porque “ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1ª de Pedro 2:9).

Por hoy quiero invitarte a desarrollar tu inteligencia y tu creatividad. De paso, te dejo algunos “problemitas” para resolver:

  • 1. Lo que dijo el reo:

En un determinado país donde la ejecución de un condenado a muerte solamente puede hacerse mediante la horca o la silla eléctrica, se da la situación siguiente, que permite a un cierto condenado librarse de ser ejecutado. Llega el momento de la ejecución y sus verdugos le piden que hable, y le manifiestan: “Si dices una verdad, te mataremos en la horca, y si mientes te mataremos en la silla eléctrica”. El preso hace entonces una afirmación que deja a los verdugos tan perplejos que no pueden, sin contradecirse, matar al preso ni en la horca, ni en la silla eléctrica. ¿Qué es lo que dijo el reo?

Ver la Solución

  • Las etiquetas:

Sin acertar con ninguna de las tres, un empleado etiquetó erróneamente tres cajas que contenían lápices, bolígrafos y grapas. Cuando alguien le comunica el error, dice: “no hay problema, con solo abrir una de las tres caja y mirar su contenido, ya podré colocar las tres etiquetas correctamente”. ¿Cómo lo hace?

Ver la Solución

  • El asunto de los tres interruptores

En el inicio de un largo pasillo oscuro se encuentra un hombre, con tres interruptores de la luz delante. Quiere saber cuál de los tres interruptores es el que enciende la bombilla de su habitación, situada al final del pasillo dichoso. Y llega, después de una profunda reflexión, a la conclusión de que, pulsando uno o más interruptores y haciendo a continuación un solo recorrido hasta la habitación, podrá ya tener la seguridad de cuál es el interruptor que busca. ¿Cómo pensó el asunto nuestro amigo?.

Ver la Solución

El evangelismo de la Coca-cola

Posted in Churchal with tags , , , , , on 25 septiembre 2009 by nutricionespiritual

Hace unos años le comenté a mi mamá este concepto que hoy quiero compartir en este espacio. ¿Qué nos hace falta para hacer evangelismo como la coca-cola?

Antes de que cierres este blog o te ofendas por el contenido, quiero explicar mi concepto. Vivo en México, el segundo país más consumidor de Coca-cola en el mundo sólo rebasado por Estados Unidos. He visitado pueblos y comunidades de este país y puedo decir que he visto lugares donde no hay una escuela, no hay una iglesia, la mayor parte de los habitantes no saben leer ni escribir, pero siempre, absolutamente siempre, hay una tienda, una casa o algún lugar donde se pueda comprar una “coca”.

“Coca-Cola es el fabricante y distribuidor de bebidas no alcohólicas más grande del mundo. De los 50,000 millones de bebidas de todo tipo que se consumen a diario, más de 1,300 millones pertenecen a Coca-Cola (sean marcas propias o licencias)”1.

Mi cuestionamiento surge a raíz de la lectura de Hechos 1:8: “Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (NVI). ¿Qué nos falta para llegar hasta los confines de la tierra?

Indudablemente podemos responder que la venida del Espíritu Santo, pero como nosotros no podemos hacer la obra del Espíritu Santo, esta reflexión se basa en lo que podemos hacer como iglesia.

Antes que nada, quiero partir del hecho que Dios no nos llamó para quedarnos sentados en los cómodos cultos de nuestros templos sino para alcanzar un mundo que, bajo la idea funesta de “no mundanalizarnos” ni siquiera conocemos (Ver Mateo 28:18-20, Juan 17:15, Hechos 2:1-11).

Y es así, como después de hacer algunas investigaciones con respecto al mecanismo de mercadotecnia de la Coca-cola he llegado a la conclusión que, o ellos leyeron la Biblia para cimentar su estrategia de mercado (lo cual veo muy poco probable), o nosotros como iglesia estamos faltos de leerla (lo cual es mucho más probable, pero queda en la consciencia personal).

He aquí algunas de mis conclusiones:

  1. El marketing de Coca-cola se basa en la identificación con la gente: Todos los anuncios publicitarios de esta empresa llegan al corazón de la gente. La familia, los amigos, compartir, amar y tomar decisiones son sus conceptos más recurrentes. Es muy interesante observar que durante el ministerio de Jesús en esta tierra estos mismos temas preocupaban al Salvador. Cristo se tomaba el tiempo para comer con las personas que necesitaban de Él, se identificaba con ellos y sus necesidades particulares (Lucas 4:18, Juan 2:1-12).
  2. Ofrecen una gama de opciones a los consumidores: Así como una sola empresa nos ofrece un refresco de cola, uno de naranja, otro de toronja, de manzana, jugos e incluso agua natural, Dios, a través del Espíritu Santo nos ofrece distintas opciones al servicio de la iglesia para el engrandecimiento del cuerpo de Cristo, con la intención de servir mejor y alcanzar el mundo en que vivimos (Efesios 4:11-12) y no por eso la “Fanta” se siente más importante que el agua “Ciel” o la “Coca Zero” mejor que la “Coca regular” porque todos son parte de una misma familia con una sola finalidad(Romanos 12:4-8).
  3. Compromiso con la sociedad: Jesús tenía un compromiso con su sociedad: Sanaba enfermos, alimentaba multitudes, resucitaba muertos, educaba pescadores, convertía el agua en vino y muchas cosas más porque formaba parte de una comunidad. Es difícil encontrar a Jesús recluido en el templo sin pensar en las necesidades de la sociedad en la cual vivía (Lucas 4:40-41, 7:34, Juan 21:25) ¿Sabías que…?
    1. La empresa de la que venimos hablando el año pasado destinó más de $76 millones a programas sociales que beneficiaron a 3.6 millones de mexicanos.
    2. En coordinación con la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Coca-Cola ha logrado que miles de niños indígenas reciban diariamente alimentación, hospedaje, educación y atención médica en albergues escolares construidos o rehabilitados por la empresa.
    3. De la mano de la SEP, la compañía edifica escuelas para apoyar la educación de los niños que viven en las zonas más necesitadas.
  4. Calidad: Es aquí donde entra el asunto de ser diferentes. Estamos en el mundo, necesitamos conocer al mundo, pero NO SOMOS del mundo. Si esta empresa se preocupa por alcanzar los estándares más altos de calidad que hay en el mundo, la iglesia remanente se debe preocupar por alcanzar el más alto y mejor estándar de calidad: Jesucristo. (Romanos 12:2, Efesios 4:13-14, Filipenses 4:8, 1 Juan 2:15-17).
  5. Adaptabilidad: Esta es, quizá, una de las características más difíciles de conseguir por la iglesia. Presumimos el hecho de que nuestra iglesia no es litúrgica pero hacemos lo mismo, en el mismo orden en cada servicio. Nos sentamos donde mismo, cantamos los mismos cantos e incluso damos la misma ofrenda cada reunión. El problema se da cuando alguien decide que quiere hacer algo de forma diferente: Lo cuestionamos, pensamos que trata de formar división y lo marginamos. Necesitamos entender lo que el apóstol Pablo quiso decir en 1 Corintios 9:19-23 con respecto al hecho de adaptarnos a cada persona con el fin de presentarle a Cristo. No hablo re rebajar las normas, ni rebajar a Dios, hablo de adaptarnos a las necesidades de cada creyente con el fin de mostrarle al Hijo de Dios.
  6. Liderazgo: La empresa cimenta su filosofía de liderazgo en la “inteligencia emocional”. Término difundido mundialmente por el psicólogo, filósofo y periodista Daniel Goleman y acuñado por dos psicólogos de la Universidad de Yale (Peter Salovey y John Mayer), el cual se define como “la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos propios y ajenos”2.

Aunque no compartamos todo el concepto de la inteligencia emocional, alguien me enseñó en una ocasión que lo más parecido a esto, tomando la Biblia como marco de referencia es  “sabiduría” (término más correcto y concreto), asunto indispensable para regir nuestro liderazgo. Dios nos ha llamado a ser cabeza y no cola a través del servicio abnegado a la iglesia y a la sociedad en que vivimos para que verdaderamente puedan conocer a nuestro Salvador. (Proverbios 1:7 RV60, Deuteronomio 28:13, Mateo 20:25-27)

Sólo me queda una reflexión más: Si esta empresa “mundana” (como la llamarían algunos) ha logrado alcanzar prácticamente todo el mundo con su mensaje poco saludable, ¿Por qué nosotros que tenemos la verdad más maravillosa no hemos podido hacerlo?

Permitamos que venga sobre nosotros el Espíritu Santo y hagamos la parte que nos toca (Hechos 1:8).

  1. http://www.altonivel.com.mx/notas/10867-Coca-Cola,-mercadotecnia-con-chispa
  2. http://www.inteligencia-emocional.org/preguntas_frecuentes/index.htm